La promesa Scout.


	Esta promesa es muy dificil de cumplir, pues es ya seria y ningun scout
lo es si no hace cuanto pueda por cumplir con ella.

	"Ya veis que el escultismo no es solo diversion: requiere tambien bastante
de vosotros; pero yo se que se puede confiar en que hareis todo cuanto podais
por cumplir vuestra promesa." (B.P.)

1.- La promesa en las diferentes etapas.

En el escultismo, la promesa scout tiene una gran importancia en cada una de las etapas. Dentro del escultismo existen dos tipos de promesa que en realidad son una misma, pero adaptada a diferentes edades: Por un aparte, la que se hace a la edad de lobato/lahini, y, por otra, la promesa scout, que pertenece a los adultos.

a) La promesa del lobato/lahini.

Prometo hacer siempre lo mejor para cumplir mis deberes para con Dios y la patria. Observar la ley de la Manada; y hacer cada dia una buena accion a alguien. Al estilo de su vida en la manada, se inicia en una serie de aspectos de la vida "de mayor", a la que desea llegar. Destaca los valores principales de la ley de la manada. No parece que pueda ser errado lo que significa esta promesa, pero quiza sea mas apropiado para el lobato/lahini algo diferente. Uno de los aspectos mas importantes a educar en esta etapa es el de la expresion que debe de nacer de lo que hay dentro del chico y de lo que libremente quiera expresar. La esperiencia que va adquiriendo el lobato/lahini en su vida en grupo es tan viva y tan fuerte que no se lo proporciona ningun otro medio, y su capacidad de expresion expontanea es tan enorme que a veces nos sorprende. Su gran imaginacion, si es un poco trabajada, sera la que le de el toque mas valioso. Ya vimos que la ley del lobato/lahini era la respuesta para la superacion de multiples defectos con los que el chaval llega al grupo. La promesa, que tiene que responder a las necesidades del chico si pretendemos que este a su servicio, debe ser libremente expresada, aunque en su momento, determinado entre el chaval y el scouter, en que el compromiso, muy concreto y dicho a su estilo, marque al chaval, con su determinada capacidad de comprension, como un punto de partida para la superacion en el "hacerse mayor". El texto, la forma, la modalidad, el momento, en unos chavales que caloran de una manera especial los simbolos y quedan de tal manera grabados los momentos ricos vividos en intimidad, debe estar determinado solemnementoe solo por el criterio del mismo grupo: en su momento.

b) La promesa Scout de adulto.

Esta promesa es la que realizan los Scouts y Guias, los Comandos y los Rovers, y los Scouters. Aqui la promesa adquiere una perspectiva mas completa. Por mi honor, prometo hacer cuanto de mi dependa para: Cumplir mis deberes para con Dios y la patria; Ayudar al projimo en toda circunstancia; y Cumplir fielmente la ley scout. Se trata de una promesa que destaca asimismo el espiritu de la ley scout, ampliando lo prometido en la edad de lobato y hecho mas a su medida. Se supone que ha habido ya una educacion de la expresion en la etapa anterior y que ha sido completada en esta; asi es que parece un poco contradictorio que pidamos un adisciplina para someterse a un reto concreto cuando creemos en la riqueza y en el valor de la espresion libre, aunque esto no quiere decir que tenga que ser improvisada. El scout debe saber cuales son los calorea que desea hacer suyos, es decir, el estilo que se va a compometer a vivir, y es a ello a lo que debe hacer referencia, pues no constituye un valor el sujetarse a un texto cuya expresion pertenece a unos cuantos aņos atras. A la edad de Rover, la promesa debe constituir ya una manera de ser y de vivir en la que predominan las ansias de servicio, progreso y perfeccion. El Rover asume ahora su promesa de adolescente y se compomete para siempre ante si y el grupo. En definitica, lo que importa es que el chico en el momento de la promesa diga, de una manera u otra: "Me compometo a vivir este estilo scout", y mas importante todavia es que esto supone el resultado de un proceso.

Texto sacado del libro "El escultismo", por Jose Antonio CIEZA GARCIA.

Editado por el ICE, Instituto de Ciencias de la Educacion. Salamanca 1984


[Home][Ley][Educadores][Historia del Escultismo][BP]